RAICES CULTURALES

Conoce más de Mérida...

Artesania de la Región Andina

 

Artesania Merideña
 

En el Estado Mérida, la producción artesanal se ha destacado conjuntamente  con la agricultura y ganadería como base económica  importante. La artesanía de nuestros pueblos se mezcla de sudor, sacrificios, paisajes, sencillez y humildad. Las  manos encallecidas por el duro trabajar en el campo, alternan la rudeza del trabajo campesino para elaborar delicadas piezas artesanales. El Mercado Principal de la ciudad de Mérida es un bucólico lugar que concentra en gran medida, muestras representativas de todas las manifestaciones artesanales del Estado Mérida.

Cerámica: En cuanto a la cerámica típica,  encontramos hermosas vasijas, tinajas,  tiestos de barro (budares)múcuras  (jarras), chorotes (para hacer cacao), gachas (escudillas), chiriguas (depósitos de agua), moyones y una infinidad de utensilios o figuras de barro, observando que es  más utilitaria que de adorno, ya que se confeccionan sobre todo objetos necesarios para el hogar. Actualmente la zona de mayor producción en cerámica es la de los Guáimaros , Ejido y Pueblo Nuevo.

Alfarería:

  1. Alfarería en los Guáimaros (Mercado Artesanal) y Aguas Calientes: en el Municipio Campo Elías.
  2. Fábrica de Mosaicos: en el Municipio Tovar
  3. Tela de Yute y Latón : en el Municipio Campo Elías
  4. Trabajo en Carruzo: en el Municipio Sucre

Tejidos: Empleando los elementos  proporcionados por el ambiente, hombres y mujeres crean gorros, guantes, bufandas e infinidad de piezas que forman el atuendo de la gente de las poblaciones del páramo. Se podría decir que los tejidos en lana, es una de las actividades económicas más viejas del Estado, junto a la agricultura y a la cerámica, ya que en tiempos remotos los antiguos pobladores de la región la efectuaban. En la actualidad las tejedurias del Estado Mérida se concentran en la capital y en el páramo de Mucuchies, donde se tejen hermosas ruanas, cobijas y suéteres que hacen la delicia del visitante. Sombreros de vena: se encuentran hoy día en la zona de Mucutuy, donde familias enteras se dedican a este oficio.

Se utiliza como materia prima el junco guinea, cascarón de plátano, fique, etc. De los cuales se fabrican: bolsos, brochas, cotizas, costales, aperos, petates, sombreros de palma( especialmente se consiguen en Pueblo Nuevo del Sur), y esteras de fique elaborados  con el fique de la Zona de Bodoque y cuyo proceso conlleva a un secado al sol, que los campesinos bodoqueros realizan en la cercanías de la autopista Bodoque – Estanquez. Se destacan: 

  1. Alpargatas: en el Municipio Sucre
  2. Cabuyas de Fique: en el Municipio Sucre
  3. Cascarón : en los Municipios Santos Máquina y Municipio Rangel
  4. Cobijas: en el Municipio Sucre
  5. En Junco: en los Municipios Santos Marquina y Municipio Rangel                           
  6. En Lana: en los Municipios Pueblo Llano, Miranda, Cardenal Quintero
  7. En Lana: en los Municipios Santos Marquina y Municipio Rangel
  8. En los Municipios  Rivas Dávila, Aricagua, Guaraque, Arzobispo Chacón, Campo Elías y Rangel
  9. Esteras: en los Municipios  Alberto Adriani y Sucre
  10. Fábrica de Alfombras y Alpargatas: en el   Municipio Miranda
  11. Fibra: en los Municipios Santos Marquina y Municipio Rangel
  12. Macramé: en los Municipios Alberto Adriani y Cardenal Quintero
  13. Sombreros de Vena: en el  Municipio Arzobispo Chacón
  14. Tapices: en el Municipio Arzobispo Chacón
  15. Tejidos de Fibra: en el Municipio Tovar

Metales:

  1. Bronce en el Municipio Santos Marquina
  2. Cobre: en el Municipio Cardenal Quintero
  3. Hierro Forjado. En el Municipios Santos Marquina, Rangel y Campo Elías
  4. Lámparas y Figuras en Latón y  Cobre: en el Municipio Andrés Bello
  5. Oro: en el Municipio Santos Marquina
  6. Plata: en el Municipio Santos Marquina

Tomado: www.enlosandes.com

Los artesanos merideños son artistas especiales que al combinar el talento con la materia, sacan productos únicos de primera calidad para beneplácito de propios y turistas. En el territorio merideño se han multiplicado desde tiempos considerables, sin el apoyo de los entes gubernamentales, aunque sí con muchas promesas incumplidas por parte de estos.